• Consejos
Publicado September 3, 2019

Consejos para La Vida Au Pair

Cómo tener un año exitoso como au pair

Por Alina Wieler

Convertirte en un au pair es un gran paso en tu vida: ¡te mudas a un país diferente, vives con una familia nueva, experimentas una cultura diferente y a veces hablas un idioma diferente!

 

Estos son mis mejores consejos sobre cómo lograr que tu período como au pair sea una parte exitosa de tu vida:

 

Comunicación

La comunicación es clave para una buena relación. Esto también cuenta para tu familia anfitriona. Tus padres anfitriones no pueden leer tu mente, así que diles si algo va mal, si crees que uno de los niños tiene algún problema o si te gustaría comer una comida específica. Sin comunicación, tus relaciones no funcionarán tan bien como podrían. Si precisas ayuda para hablar con tu familia anfitriona, puedes ponerte en contacto con tu LCC, un embajador o directamente con Cultural Care. Todos te ayudarán a sentirte mejor, sólo tienes que hablar o pedir ayuda.

 

Haz amigos, muchos

Tu año au pair depende de dos factores: tu familia anfitriona y tus amigos. Intenta hacer muchos amigos, quién sabe, ¡tal vez tu futuro mejor amigo se encuentre entre ellos! Preséntate, no importa si es ante otro au pair o un local. No tienes por qué ser tímido, todos están en la misma situación, o alguna vez han sentido lo mismo acerca de hacer nuevos amigos. No tienes que amar a todas las personas que conozcas, más bien trata de aprovechar tu año. Tus amigos viajarán contigo, te ayudarán a salir de casa y te escucharán cuando tus niños anfitriones te vuelvan loco de vez en cuando.

Consejos para La Vida Au Pair

Sal de tu cuarto

¡Este es tu año! No pases el que posiblemente sea el mejor año de tu vida en tu cuarto mirando películas. ¡Sal con tu familia anfitriona y amigos, ve a la academia, encuentra un pasatiempo nuevo o únete a un club! La soledad trae nostalgia, así que intenta mantenerte ocupado y verás, ¡ya te sentirás mejor! Aprovecha al máximo esta aventura y haz todo lo que querías hacer. Viaja a todos los lugares que siempre quisiste visitar, haz amigos nuevos de todo el mundo o forma parte de una familia nueva.

 

No olvides a tus amigos y familiares en casa

Estarás lejos unos meses. Un año (o más) es mucho tiempo para no estar en casa con tu familia y amigos. Puedes sentir nostalgia o no. Prueba de qué manera funciona mejor para ti y tus amigos y familiares en casa. De todos modos, aunque lleves una vida emocionante aquí, no debes olvidar el hogar al que vas a volver. Algunos amigos pueden sentir celos de tu experiencia o perder el contacto. Haz tu mejor esfuerzo pero no te estreses: esta es una parte nueva de tu vida y la mayoría de las cosas en tu casa estarán justo donde las dejaste.

 

Asegúrate de ser feliz

Tu prioridad deben ser tus niños anfitriones. Asegúrate de que estén seguros y felices y habla con tus padres anfitriones si sientes que algo anda mal. ¡Eso no significa que desaproveches la oportunidad de ser feliz! Si no te sientes bien, sea física o mentalmente, díselo a alguien y ponte mejor. Eso marca una diferencia en tu actitud y, por lo tanto, en el trabajo. Probablemente sea más fácil para un au pair feliz asegurarse de que sus niños anfitriones también sean felices!

 

Elige la familia anfitriona adecuada

No creo que exista la familia anfitriona perfecta, como no existen el au pair perfecto. ¡Lo que sí creo es que existe la combinación perfecta! Asegúrate de que tú y tu familia anfitriona estén del mismo lado y se lleven bien unos con otros. Pasarás mucho tiempo con tu familia sin importar lo que suceda, y si estás en la familia equivocada, tu año será mucho menos divertido de lo que podría haber sido. No temas decir no a un asignación o a hacer una asignación nueva. Una asignación nueva no debe tomarse a la ligera: asegúrate de haber intentado todo para mejorar la situación, ¡pero no tengas miedo de probar una nueva asignación si eso es lo correcto!

 

Habrá días más difíciles

Los medios te muestran muchas partes buenas, pero no olvides que habrá días más difíciles, en los que tus niños parecerán no escuchar nada, sentirás nostalgia, o simplemente tendrás un mal día. Esos días vendrán y no hay nada que puedas hacer al respecto. Intenta reír con tus amigos, cuéntale a tu familia anfitriona cómo te sientes y habla con tus familiares y amigos en casa. Los días difíciles son normales, ¡pero no debes dejar que te depriman!


¡Soy Alina, una au pair alemana que vive en Vermont! Estoy enamorada de mi familia anfitriona, especialmente de mis dos niñas. ¡Viajo mucho y todavía me queda tanto por ver!

Lo más popular

Descubre más sobre Consejos

A line drawing of a gumball machine

¿Listo para la aventura?

Empieza tu solicitud hoy y estarás más cerca de convertirte en au pair en USA. ¡Comienza un nuevo capítulo de tu nueva vida!

Empezar