Cómo celebrar el Día de Acción de Gracias

Cómo celebrar el Día de Acción de Gracias

¡Aprende todo lo que necesitas saber acerca de esta icónica fiesta americana!

De todas las fiestas celebradas en Estados Unidos, seguramente ninguna sea tan especial ni tan americana como Acción de Gracias. Celebrándose cada año el cuarto jueves de noviembre, Acción de Gracias tiene su origen en un festival de la cosecha a principios del Siglo XVII. Desde su primera celebración, la festividad otoñal se ha centrado alrededor de un fuerte mensaje de gratitud y dar las gracias por lo que uno tiene; para llegar a ser hoy en día un día familiar, donde la comida y las tradiciones se juntan entorno al agredecimiento.

 

Desde la historia de su origen hasta los populares partidos de fútbol y desfiles anuales, ¡hay tanto que aprender acerca de esta icónica festividad! Te lo detallamos todo aquí, así que si algún día tienes la oportunidad, sabrás como celebrar Acción de Gracias como un auténtico americano.

 

La historia de Acción de Gracias

 

En septiembre de 1620, un pequeño barco llamado Mayflower, salió de Plymouth, Inglaterra, llevando 102 pasajeros- mientras muchos iban buscando la libertad religiosa, otros tantos fueron atraídos por la promesa de prosperidad y poder poseer tierras en Nueva Inglaterra. Tras 3 meses de largo viaje, estos pasajeros (ahora conocidos como Pilgrims), llegaron al puerto de Massachusetts, y rápidamente asentaron un pueblo que llamaron Plymouth, en honor a su lugar de origen.

 

Debido al largo y tedioso viaje así como a las duras condiciones climatológicas del invierno de Nueva Inglaterra, la desnutrición y las enfermedades desafortunadamente se extendieron rápidamente en esta colonia de Plymouth. No fue hasta que un nativo americano llamado Squanto – un miembro de la tribu Pawtuxet – enseñó a los recién llegados a autoabastecerse que empezaron a hacerse más fuertes y estar más seguros en su nuevo hogar.

 

Squanto enseñó a los colonos a cultivar maíz, extraer savia de los árboles de arce, pescar en los ríos y evitar plantas venenosas. También les ayudó a forjar una importante alianza con los Wampanoag, una tribu local, que duraría más de medio siglo.

 

Un año más tarde, en noviembre de 1621, tras la primera cosecha de maíz de los Pilgrims, el Gobernador William Bardford organizó un banquete para conmemorar la ocasión. Como gesto de gratitud y buena voluntad, invitó a muchos aliados nativos americanos de la colonia local,

Así como al jefe de los Wampanoag, Massasoit. Este banquete- que duró 3 días – es ahora recordado como la primera “Acción de Gracias” americana.

 

Durante el resto del Siglo XVII y bien entrado el Siglo XVIII, los banquetes de celebración continuaron marcando las abundantes cosechas y el final de las sequías. En 1789, tras la Revolución Americana, el Presidente George anunció la primera proclamación de Acción de Gracias del gobierno de los Estados Unidos – en este discurso, animó a los americanos a expresar las gracias por el final de la larga guerra de independencia del país.

 

Años después, en 1863, en el apogeo de la Guerra Civil Americana, el presidente Abraham Lincoln estableció formalmente el Día de Acción de Gracias como un festivo nacional. Fue oficialmente programado para el último jueves de noviembre, ¡el mismo día que se celebra todos los años en América hoy!

 

Comida de Acción de Gracias

 

La gratitud todavía está en el corazón de cada celebración de Acción de Gracias en los Estados Unidos, pero las tradiciones más icónicas ciertamente se centran en la comida. El día festivo es una oportunidad especial para compartir una abundante comida con familiares y amigos, con la preparación y la cocina desde primera hora de la mañana. Es común ver a todos los miembros de una familia estadounidense participando y ayudando con la comida a lo largo del día como una forma de establecer vínculos y pasar tiempo de calidad juntos.

El ingrediente principal del Día de Acción de Gracias es, sin lugar a dudas, el pavo. Los historiadores pueden estar en desacuerdo sobre si el pavo estuvo presente en el primer Día de Acción de Gracias en 1621, pero hoy en día, se ha convertido en casi sinónimo del día festivo. De acuerdo con la Federación Nacional del Pavo, casi el 90 por ciento de los estadounidenses comen pavo en el Día de Acción de Gracias, ¡ya sea asado, horneado o incluso frito!

 

Otros alimentos tradicionales del Día de Acción de Gracias incluyen el relleno, el puré de patatas, el guiso de judías verdes, la batata, la salsa de arándanos y una variedad de postres como pasteles, tartas y galletas. La tarta es un postre especialmente común para el Día de Acción de Gracias, siendo las más populares la tarta de manzana, la de calabaza, la de nuez pecan y la de chocolate.

 

Tradiciones de Acción de Gracias

 

Aparte de la comida y el tiempo en familia, hay otros aspectos del Día de Acción de Gracias que lo convierten en el día festivo favorito entre los estadounidenses. El Día de Acción de Gracias es un día para devolver a la comunidad y mostrar gratitud por lo que uno tiene participando en organizaciones benéficas locales. Las campañas de alimentos son especialmente populares, y muchas organizaciones organizan cenas gratuitas con pavo para los más desfavorecidos.

 

El Día de Acción de Gracias es también una oportunidad perfecta para que las comunidades se unan y disfruten del clima fresco y otoñal en forma de carreras; o, como se les llama popularmente en muchas zonas de los Estados Unidos, ¡el pavo trotador! Correr, trotar o caminar en una carrera en el Día de Acción de Gracias es una forma divertida de hacer algo de ejercicio antes de degustar el sabroso banquete al final del día. Por supuesto, muchos eligen ser espectadores en lugar de participar, que es otra manera igualmente maravillosa de conectar con los miembros de la comunidad y formar parte de la acción.

Hablando de espectadores, los desfiles también se han convertido en una parte integral de las vacaciones de Acción de Gracias en muchas ciudades y pueblos de los Estados Unidos. El más grande y famoso es el Desfile del Día de Acción de Gracias de Nueva York, presentado por los grandes almacenes de Macy’s desde 1924. Cada año, atrae a entre 2 y 3 millones de espectadores a lo largo de su ruta de 2.5 millas y convoca a una enorme audiencia televisiva. Con bandas de música, artistas invitados, bailarines, elaboradas carrozas a las que se suben los famosos y globos gigantes en forma de personajes de dibujos animados, este desfile se convierte en visita obligada, ya sea en persona o cómodamente desde casa.

 

¡Otra tradición de Acción de Gracias para muchas familias es ver partidos de fútbol americano! Sintonizar los partidos de fútbol americano profesional en el Día de Acción de Gracias es una tradición que se remonta a la época más temprana del deporte a finales del siglo XIX. La Liga Nacional de Fútbol, ​​conocida por la mayoría como la NFL, y donde nacen las estrellas del de fútbol profesional en los Estados Unidos, ha jugado partidos en el Día de Acción de Gracias cada año desde su creación en 1920. Los equipos de fútbol universitarios también juegan en el Día de Acción de Gracias, creando aficionados desde una edad muy temprana. Ya sea que estés viendo el partido desde casa o en el propio estadio, es una manera de formar parte de la comunidad estadounidense en un día que es particularmente importante para el país.

Mandy Cook
Mandy Cook
Soy Mandy, ¡encantada de conocerte! Soy de Boston, escritora y profesional en marketing con mucha pasión por ser ciudadana del mundo. Entre mis hobbies se encuentra cantar con mi grupo semi-profesional de canto a capella, hablar de Juego de Tronos y comer tacos. Me encanta viajar, soy una fanática de los Beatles y de todo lo que tenga que ver con Italia.