• Historias
Publicado June 25, 2019

Hermanas para toda la vida

Por qué encontrar amigos au pair es tan especial

Por Lea Schulz

En noviembre de 2018, después de 3 meses como au pair en Estados Unidos, una chica muy dulce llamada Carla se mudó a mi área. Descubrimos que habíamos estado juntas en la Escuela de Formación Au Pair y habíamos llegado el mismo día, pero no nos conocimos allí.

 

Tuve otros amigos au pair con quienes disfrutaba pasar tiempo, pero con Carla nos unimos instantáneamente de una forma que nunca pensé que fuera posible.

 

Construyendo un vínculo

 

Por primera vez en Estados Unidos, me reí tanto como con mis amigos de Alemania que me conocen hace años. Resulta que tenemos horarios de trabajo muy similares, así que estamos fuera de servicio al mismo tiempo. Empezamos a pasar todos los días juntas, y en ella encontré la amiga que siempre había esperado.

 

Como au pair, encuentras amigos para la vida. Crecen juntos en muy poco tiempo y aprenden a quererse. Los amigos au pair son especiales. Compartes la misma experiencia, tienes los mismos miedos y los mismos sueños.

 

Yo era tan apegada a mis amigos en casa que pensé que nunca podría conocer a alguien que amara tanto como los amo a ellos, pero creo que incluso en estos meses cortos me acerqué mucho más a la gente de lo que nunca sentí con mis amigos en casa, que los conozco hace años.

 

De amigas a hermanas anfitrionas

 

Recientemente, decidí extender mi período au pair otros 6 meses en Estados Unidos, pero Carla, mi mejor amiga con quien comparto cada día de mi vida, decidió volver a su hogar. Su familia anfitriona buscaba una nueva au pair y yo buscaba una nueva familia anfitriona. Entonces Carla me recomendó a su familia y dijo que sería genial si yo pudiera ocupar su lugar porque, ¿quién podría ser más parecida a ella que su mejor amiga!?

 

Hablé con su familia y pensamos todo en detalle. Decidimos que realmente encajaríamos. Así que ahora Carla no sólo es mi mejor amiga, ¡también compartimos una familia anfitriona! Esto nos mantendrá unidas por siempre. Es una gran oportunidad para todos los que estamos involucrados, y una experiencia muy especial con la que me siento bendecida. Sobre todo porque ya puedo pasar tiempo con mi futura familia anfitriona y sus niños mientras todavía vivo con mi familia anfitriona actual.

Hermanas para toda la vida

No será extraño ni incómodo vivir en esa casa, porque ya pasé mucho tiempo allí durante los últimos meses. Ya cenamos juntos, y haré algunas actividades con mi amiga Carla y nuestros niños anfitriones.

 

Encuentra a tu gente

 

Cada día de mi experiencia au pair es más especial gracias a ella. Nos animamos mutuamente los días en que sentimos nostalgia u otros asuntos, y hacemos que nuestro tiempo sea divertido y emocionante viajando juntas.

 

Lo que verdaderamente aprendí es que es agradable vivir en un lugar tranquilo o tener una gran familia anfitriona con la que te conectas, pero lo que realmente es excepcional, y la parte más importante del viaje, son los otros amigos au pair que conoces en el camino. Esas son las personas con las que compartes tu tiempo libre y quienes te ayudarán a aprovechar al máximo cada día.

 

Así que si pudiera dar un consejo a cada au pair, sería este: Encuentra a tu gente. Sal, disfruta la vida y conoce a personas valiosas que recordarás y amarás tanto como recordarás y amarás a tu familia anfitriona.

 

Siempre agradezco por Carla. Ella es más que una mejor amiga, ella es una hermana para mí. Y sé que seremos hermanas para toda la vida.


Mi nombre es Lea y soy au pair en la hermosa San Francisco, California. Cuido a 2 niñas de 6 y 8 años, y cuidaré a 2 niños de 4 y 7 durante mi período de extensión de 6 meses. Cuando no estoy trabajando, probablemente me encuentres en fiestas de baile con mi mejor amiga en la cocina, en la playa o ejercitándome en el gimnasio.

Lo más popular

Descubre más sobre Historias